Kung Fu vs Wushu en el C.A.R de Madrid

Kung Fu en el entrenamiento de Wushu del C.A.R. Madrid
La escuela HUWEI después del entrenamiento federativo de Wushu en el C.A.R

El pasado sábado 26 de Enero tuvimos la oportunidad de asistir, con mi equipo de la Escuela HUWEI Kung Fu, a nuestro primer entrenamiento federativo de Wushu. El evento tuvo lugar en el C.A.R de Madrid (Centro de Alto Rendimiento).

C.A.R Madrid

El entrenamiento de las 10.00h estuvo dividido en Wushu Tradicional, Moderno y Sanda.

¿Zona de Confort? No, gracias, soy HUWEI

HUWEI: «El Camino del que se Atreve»

Lo esperado, viniendo de una escuela de Kung Fu Shaolin, hubiese sido elegir la rama tradicional. Pero una vez allí todos chicos HUWEI estuvimos de acuerdo en salir de nuestra zona de confort. No solo nos adentramos en el mundo del Wushu Moderno, sino que encima optamos por su variante del Norte.

El entrenamiento moderno estuvo dirigido por Fran García, profesor compañero de la nueva sede de nuestra escuela en Barrio del Pilar. Además, tuvimos la suerte de compartir la mañana con nuestros compañeros de la Escuela de Artes Orientales 5 Dragones. ¡Todo quedó en familia!

Kung Fu Shaolin vs Wushu

Durante el entrenamiento de Wushu en el C.A.R pudimos probar las diferencias más notables con nuestra formación en Shaolin Kung Fu.

La más destacable era la marcialidad vs estética. Me gustó mucho que Fran remarcó varias veces que Wushu era un arte marcial, pero aún así dista mucho de la fuerza, potencia y sabiduría marcial de Kung Fu Shaolin.

Lo que más me gustó: la técnica de saltos.

Lo que menos: hacían demasiado incapié en patadas con la pierna derecha vs izquierda.

Quiero aprovechar este recuerdo para agradecer a Shifu Dani Galindo de la Escuela Huwei, su flexibilidad en la enseñanza. Me di cuenta de que hemos desarrollado una fuerza interior Shaolin muy bestia y de movimientos depurados, a la vez que hemos trabajado otros movimientos más estéticos y complejos que provienen de Wushu. Por lo que fue bastante fácil seguir el entrenamiento y adaptarnos sobre la marcha a las exigencias.

Personalmente prefiero la esencia, fuerza, sabiduría y marcialidad del Kung Fu Shaolin.
Pero me encantan la estética y acrobacias de Wushu.

Sin duda fue una gran experiencia. ¡Deseando que llegue el próximo entrenamiento a finales de Febrero!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *